Buda y Pest

Tengo bonitos recuerdos de Budapest. Nos encanta viajar, y hacerlo a nuestro aire, a nuestro ritmo, trazando un plan para disfrutar, y no para sufrir. Lo mejor de todo es añadir, a ese plan, un día dedicado a vivir y disfrutar la ciudad, como hicimos en Budapest durante una jornada de relax en uno de los balnearios más concurridos de la ciudad. Si tenéis previsto visitar la ciudad, no os perdáis la visita a Széchenyi. Hay otros más lujosos, pero este es el más auténtico. Pasamos el día entero probando todas las piscinas, todas las temperaturas, tomando el sol, comiendo el menú de su modesto bar. Nos encantó.

Autora: annacarrera.com

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Site Footer

Sliding Sidebar